Preparación para Camisa de Hierro (parte 1)

El invierno se destaca por ser una excelente época para realizar la práctica de los ejercicios denominados duros. La importante actividad de los riñones será provechosa para aumentar significativamente la cantidad de Qì que circule por nuestro organismo.

Una de las técnicas más comunes que utilizamos al momento de realizamos Qigong es la aplicación de golpes en distintas zonas del cuerpo. El objetivo es aumentar la circulación de Qì y de Sangre.

Aquellos practicantes que quieran aumentar sus capacidades en la práctica de camisa de Hierro podrán encontrar en éstas técnicas un recurso vital para el fortalecimiento de los distintos tejidos.

Los golpes ayudarán a abrir los poros de los huesos permitiendo el acceso a la médula ósea de las energías acumuladas.

Para esto podemos utilizar alambres o pequeñas varillas de hierro atadas para golpear determinadas zonas ayudados por las vibraciones que realizan los alambres. Estas vibraciones liberarán toxinas del tejido conjuntivo de los músculos y de los órganos internos, romperán depósitos de ácido úrico y liberará tensiones del cuerpo.

Este trabajo mejorará las condiciones internas del individuo.

 

Antiguamente se practicaban diversos métodos para golpear, entre ellos podemos encontrar:

 

浓缩 Nóng suō, o condensación: Inhalar, direccionar el Qì en forma de espiral para comprimirla contra los huesos. El trabajo se realiza sobre puntos concretos o extremidades. Una vez direccionado se debe mantener la compresión mientras se golpea la zona.

Al comienzo debe golpearse con suavidad, el objetivo es generar olas de Qì (estimulación del flujo energético).

Se debe golpear por series, entre cada serie respirar imaginando que el aire ingresa penetrando directamente por los poros de nuestros huesos hacia la médula. Imagine que su piel absorbe el qì del aire y la dirige y comprime en sus huesos.

 

El orden de los golpes es importante ya que se busca dirigir la circulación de energía en un orden lógico. Primero golpee tres veces el 丹田 Dāntián y el ombligo sintiendo el calor que se extiende por su cuerpo y luego golpee tres veces concentrando el Qì.

Segundo: Golpear el 命門 Mìng mén, que se ubica prácticamente en oposición al丹田 Dāntián en la espina dorsal a la altura del ombligo. Durante el trabajo de condensación inhale y dirija el Qì hacia arriba desde al perineo, a través del sacro hasta 命門 Mìng mén. A continuación de esto deberá concentrar en sus riñones, para esto puede estimular desde su ano contrayendo hacia derecha o hacia izquierda, es importante que dirija la energía hacia la columna. Repita tres veces este ejercicio.

Tercero , golpear atrás de la rodilla para liberar toxinas acumuladas, cada tres golpes descanse.

Por último golpear la parte interna del codo también se utiliza para desintoxicar.

Estos golpes son utilizados en primera parte para desintoxicar y prepararse para el trabajo mayor.

 

También utilizaremos varillas de bambú o pequeños bastones de bambú, el objetivo será lograr un mayor fortalecimiento externo.

 

 

 

Finalizada la serie de ejercicios de preparación se continuará con la estimulación de la línea frontal del cuerpo comenzando por el abdomen.

Con los golpes realizaremos pequeñas inhalaciones concentrando la浓缩 Nóng suō hacia el 丹田 Dāntián. Golpearemos ubicándonos en 马步mǎ bù, concentrándonos en elevar elhuì yīn como si hiciéramos fuerza en subir nuestros genitales y ano hacia el cielo y a continuación (en la exhalación) concentrar la energía en el丹田 Dāntián (condensar) golpeando tres veces.

 

Es común que cuando se trabaje con los meridianos se busque trabajar primero el lado izquierdo al estimular al corazón. Por este motivo golpearemos a continuación los meridianos ubicados a la izquierda siempre concentrando en hacer ascender Qì desde elhuì yīn condensando.

 

El mismo trabajo realizaremos con los meridianos ubicados más externamente.

 

 

En este momento se puede comenzar a golpear de abajo hacia arriba ascendiendo hasta debajo de las axilas.

 

马步mǎ bù

 

Finalmente repita el ejercicio en las líneas de la derecha.

 

 

Algunos consejos en la aplicación de las características Yin o Yang en el combate

El siguiente es un exctracto del post que realicé anteriormente en relación a la teoría Yin Yang.

El objetivo es brindar algunos consejos prácticos al momento de llevar a la práctica la teoría en el momento del combate. Ante todo es importante aclarar que ningún concepto es absoluto y que lo que indico solamente se trata de generalidades, la aplicación de la técnica correcta depende de muchos factores imposibles de detallarlos en su totalidad.

” Muchos comienzan su propio entrenamiento o incluso sus combates sin contemplar cuál es el estado real inicial. Por ejemplo si enfrentamos un oponente con características de Yang General es probable que nos estemos enfrenando a una persona muy temperamental y que tienda a la dominación del combate, suelen predominar los movimientos explosivos y no muy pensados. Tienden a confiar extremamente en su posibilidad de realizar un knock-out por potencia y dejar de lado el desgaste del oponente. Dependiendo el nivel de entrenamiento que posea el individuo su tendencia es a la taquicardia, con lo cual es posible esperar un rápido desgaste físico.

Es sabido que las estrategias de combate buscan aprovechar mejor las capacidades propias como la de los contrincantes. En muchos casos suele ser prudente aprovechar su tendencia al desborde emocional, ya sea el enojo, la ira, o la frustración. Estas emociones pueden nublar la claridad mental del oponente, peor a la vez puede ser un riesgo ya que éste generará más adrenalina con el consiguiente aumento de sus reflejos y fuerza.

La ausencia de oponente es una excelente estrategia, o sea evitar el choque, manejar la distancia lejana. Como indiqué estos individuos tienden a frustrarse con rapidez y no encontrar choque es algo que puede desencajar mentalmente al oponente.

Golpes en zonas de fácil sangrado pueden ser muy útiles ya que el individuo suele tener un nivel de presión arterial más alta y su caudal puede ser mayor, con lo cual es muy probable que obtengamos un sangrado abundante rápidamente, esto no tiene nada que ver con problemas de coagulación con lo cual no puede disminuir rápidamente ya que sus capilares tienden a la contracción rápida.

En el caso de encontrar un oponente con características de Yin General es muy probable que nos encontremos con un sujeto tosco, y en un punto perseverante. Su tendencia a la bradicardia puede implicar una mayor resistencia física, pero contraria será su fortaleza. Es muy probable que el sujeto tenga una importante actividad mental siendo consecuencia que nos enfrentemos a un estratega o a una persona que se maneje mejor con el entorno. Debido a que la contextura física suele ser menor es probable que las luchas en distancias cortas y con golpes potentes en zonas blandas puedan surtir un buen efecto. Sus articulaciones suelen ser un poco más débiles siendo una buena estrategia trabajar con golpes o palancas estas zonas.

El miedo es una emoción que puede predominar en este tipo de individuos, es muy probable que tenga un mayor trabajo de sus riñones siendo acertado buscar golpear esta zona ya que puede debilitar su “fuente de energía”. Golpes en Hígado o en el cuello pueden inferir en una disminución del flujo sanguíneo y gracias a su tendencia a la hipotensión es más probable que logremos el desvanecimiento del individuo.

La observación de factores de desequilibrio locales es tal vez más fácil de aprovechar ya que apuntaremos el tipo de golpe o tratamiento según sea el desequilibrio. Por ejemplo, cuando encontramos signos de exceso de Yang local observaremos inflamaciones enrojecimiento de la zona, muchas veces es conveniente incrementar el flujo sanguíneo en estas zonas de manera que la inflamación sea mayor y conlleve la posible compresión de algún nervio con el consecuente dolor permanente. Para esto, No es necesario golpear con fuerza en estas zonas, golpes suaves y repetitivos pueden ser suficientes para estimular la irrigación de sangre necesaria.

Si observamos calambres es más que conveniente la provocación de movimientos por parte del oponente de esos músculos afectados.

Ahora, si observamos exceso de Yin local es conveniente no fomentar la circulación de sangre en esas zonas, por ejemplo, si los signos son de artrosis, no es recomendable realizar golpes suaves y continuos, siendo más efectivo un golpe fuerte y o palancas. Es conveniente no generar mucho movimiento del oponente, ya que el movimiento solamente mejorará el síntoma.”

Puede leer el artículo completo en: https://lotojia.wordpress.com/2010/06/28/teoria-del-yin-y-yang-o-teoria-del-taiji/

La estructura ósea y su influencia en el desarrollo de una técnica.

La estructura ósea y su influencia en el desarrollo de una técnica.

 

No existe la técnica perfecta. Lo importante es encontrar el no golpe.

Al buscar perfeccionar una técnica existe una infinidad de aspectos para abordar. Estos aspectos deberán ser desarrollados y practicados de forma independiente unos de otros con el fin de obtener el mejor resultado integrando a todos.

 

Es importante entender que no existe una técnica definitiva, no existe el golpe perfecto. Por este motivo no voy a comenzar los estudios técnicos hablando de una u otra técnica, sino que trataré de explicarles la importancia del no golpe, el no movimiento.

 

La no técnica. “algunos buscamos maestros, nos entregamos como títeres para poder asimilar el movimiento indicado por el maestro. Con el tiempo… solo quedan títeres”

 

                Es importante fomentar en la mente del alumno la capacidad de observación. En su capacidad para observar está la raíz para el aprendizaje correcto de una técnica, la aplicación de la misma, etc. Por este motivo considero que uno de los mejores métodos para iniciar el proceso de aprendizaje es comenzar por estimular la capacidad de observación y atención del individuo. Lejos de comenzar con el movimiento, o con la actividad uno de los primeros movimientos debería ser sentarse y respirar.

 

                Sentarse y respirar, suena contradictorio que para comenzar el movimiento que implica el aprendizaje de una técnica, debemos permanecer quietos. La naturaleza nos enseña observemos, todo movimiento es iniciado desde el no movimiento. El movimiento opuesto debe complementar siempre para equilibrar una acción correcta. Ejemplo, una semilla antes de germinar en su exterior tiene una apariencia estática, sin embargo en su interior una serie de cambios se están realizando velozmente. Estos cambios se realizan en una semilla son motivados por dos causas, la primera la predisposición de la semilla a relacionarse con el medio (absorber nutrientes, eliminación de tóxicos, etc); la segunda es la influencia que el medio ejerce en la semilla. Vemos entonces que para iniciar el proceso de germinación es necesario un estado de quietud, calma, vacio; para luego iniciar en su interior esta transmutación que finalmente cuando en su interior se hayan realizado los cambios suficientes veremos los resultados en su exterior, y comenzará el proceso de germinación.

 

                Entonces como la semilla el alumno deberá estar vacio, dispuesto al cambio, dispuesto a absorber el conocimiento, sin resistencia. En calma esperando. Por otro lado el maestro al encontrar la predisposición del alumno será uno de los factores que influirán en el desarrollo de la técnica del alumno. Digo “unos factores” ya que hay una infinidad de factores que influyen en el aprendizaje, (salud, tiempo, entorno, etc.).

 

                Aquí encontraremos otra similitud, una de las primeras acciones que realiza una semilla es la generación de sus raíces. Las raíces permitirán continuar el proceso de absorción, dará estabilidad, será el primer factor de un verdadero sustento. Y a continuación el tallo será quien siga con este maravilloso proceso de desarrollo.

 

                Si ponemos en blanco lo expuesto hasta el momento nos daremos cuenta que hablamos de :

                Vacio

                Predisposición

                Influencia

                Intercambio

                Raices

                Tallo

 

                Con la simple observación del crecimiento de una semilla hemos aprendido todo lo que se necesita para aprender una técnica, sin importar cual esta sea.

                Ahora omitamos los pasos de “vacio”, “predisposición”, “influencia” e “intercambio” y abordaremos el aspecto de raíces.

                Raíces habla de estructura base, raíces habla de aquello necesario para mantenernos firmes (no es el concepto de rigidez).

                El practicante deberá prestar atención al modo que su planta del pie se apoya en el suelo. Deberá prestar atención a la alineación de las rodillas con el centro de sus pies, a continuación a la alineación de su cadera, etc.

                Sea cual fuere la técnica esta no escapa a este principio básico, ”la raíz”. La fuerza se transmitirá mejor con una correcta alineación de los huesos. Debemos ubicar nuestros huesos de manera de que la fuerza de transmita por el centro de ellos. Veamos un ejemplo: Póngase frente a un compañero con sus pies ubicados justo debajo de sus hombros; a continuación lleve la pierna derecha hacia atrás (una distancia equivalente a dos veces el ancho de sus hombros), mantenga siempre su cadera enfrentada al compañero; levante el talón del pie derecho de manera de apoyar solamente el metatarso del pie; pida a su compañero que lo empuje y usted haga fuerza en sentido contrario empujando desde el metatarso. Con este ejercicio debió observar que para oponerse a la fuerza del compañero ha realizado fuerza con sus gemelos. A continuación repita el ejercicio con el talón apoyado. Observará que la fuerza que aplica su compañero se transmitirá a lo largo de su estructura ósea descargando la fuerza por su talón y transmitiéndola hacia el suelo.

De esta forma habremos realizado nuestro objetivo (oponer la fuerza del compañero) sin realizar ningún movimiento, solamente armar una estructura correcta con nuestro esqueleto y dejar que la fuerza del oponente sea descargada hacia el suelo sin mayor desgaste de energía que el de mantener nuestras articulaciones correctamente alienadas.

 

—En la próxima entrega continuaremos analizando la importancia de la estructura ósea para el desarrollo de la técnica.

A %d blogueros les gusta esto: