De Don Bosco y el Oratorio a nuestra Escuela

El 16 de agosto de 1815 nació “Juanito Bosco”, en el caserío de I Becchi, a 30 km de Turín, capital de Piamonte. Pasaban tiempos de hambruna, desocupación y crisis campesina. El Congreso de Viena reorganizaba Europa tras la caída de Napoleón y restauraba las monarquías europeas.

Antes de cumplir los dos años de edad, sufrió la muerte de su padre. La orfandad y la pobreza constituyeron su infancia. Su madre, Mamá Margarita, viuda a los 29 años se puso al frente del hogar familiar. Ella fue para Don Bosco, un ejemplo de vida cristiana y una figura referencial para toda su vida.

A los 9 años Juan tuvo un sueño que fue un primer indicio de sus búsquedas vocacionales y del proyecto que Dios tenía para él y para millones de jóvenes de todo el mundo. Siendo todavía muchacho, Juan empezó juegos de destreza para sus amigos, aprendidos con gran esfuerzo, y alternaba esto con su trabajo y la oración. Juan creció con muchas dificultades, trabajando de día y pasando las noches con los libros.

El Padre Juan Calosso atendió sus necesidades de contención y lo inició en los estudios para el sacerdocio, estudios que le costaron esfuerzo, a tal punto que tuvo que dejar su hogar por la oposición de su hermano Antonio, quien quería que Juan trabajara en el campo.

Las ciudades de Castelnuovo y Chieri fueron los lugares donde Juanito estudió y trabajó en preparación para el sacerdocio. Dando clases particulares, siendo mozo de café, aprendiz de sastre y otros oficios, Juan se fue costeando los estudios, con la ayuda de su madre.

Siendo seminarista en Chieri, tuvo la idea de formar la “Sociedad de la Alegría”, que reunía a jóvenes de la ciudad, haciendo una experiencia de la amistad compartida y ayudando a cumplir con el deber cotidiano y a mirar la vida desde la fe. En junio de 1841, a los 26 años de edad fue ordenado sacerdote. El Padre José Cafasso, su confesor y padre espiritual, lo ayudó a ir al encuentro de los jóvenes más abandonados de Turín. En una primera instancia comenzó visitando y atendiendo a los jóvenes que poblaban la cárcel; dándose cuenta que eran chicos buenos, pero que llegaban a esa situación porque nadie se ocupaba de ellos, nadie los orientaba ni ayudaba.  Juan Bosco entendió que llegaba tarde a la vida de estos jóvenes, por la cual se propuso atenderlos preventivamente.

A sus 26 años de edad comenzó a ocuparse de esos chicos de la calle, primero en la Residencia Sacerdotal en la que se encontraba, más adelante en dos habitaciones de un hospitalito del que Don Bosco era capellán. Pero los chicos molestaban, sus gritos y diversiones hacían que los vecinos mostraran su disgusto. Así fue que Don Bosco se vio obligado a ir de un lugar a otro. Cada domingo los reunía donde podía. Alrededor de trescientos muchachos seguían a ese cura, porque los cuidaba, los atendía, los quería. Por fin logró comprar un galponcito en un barrio de la ciudad de Turín. De allí ya nadie lo iba a poder echar. Lo inauguró el día de Pascua de 1846. Don Bosco tenía 31 años. Sus sueños empezaban a hacerse realidad. Tenía un lugar propio donde acoger a sus chicos, especialmente a los huérfanos.

A ellos se entregó con tal fuerza que su salud se quebró. Entre los centenares de chicos que recibía  corrió la voz “Don Bosco está enfermo y se muere”. Una semana estuvo entre la vida y la muerte. Las oraciones de aquellos chicos fueron atentidas. Don Bosco sanó y comprendió  que su vida se la debía a los rezos de sus muchachos. Y cuando pudo regresar y estar en medio de ellos les dijo “Mi vida será para Ustedes”.

Y de aquel Oratorio (así llamaba Don Bosco a su Obra), nacieron otros dos más en la ciudad de Turín. Allí fue levantando aulas, talleres para sus chicos, iglesias, teatros, campos de deportes. Los fue educando en la honradez y en la fe cristiana. Se desarrolló así el famoso Sistema Preventivo. “Estad con los muchachos, prevenid el pecado por medio de la razón, la religión y el amor lleno de cariño. Convertíos en santos educadores de santos. Nuestros chicos deben darse cuenta que son amados”. El joven Domingo Savio es el primer fruto del Sistema Preventivo de Don Bosco.

Junto a un grupo de estos jóvenes, el 18 de diciembre de 1859, a los 44 años y con la ayuda del Papa Pio IX, Don Bosco fundó la Congregación Salesiana. Desde los talleres y las aulas de Valdocco, su obra se fue expandiendo, primero por el Piamonte, Italia, y luego a otros países de Europa: primero a Francia y luego a España e Inglaterra y  a América del Sur, llegando a nuestra Argentina en el año 1875.

En el año 1872, con una joven, María Dominga Mazzarello, Don Bosco fundó el Instituto de la Hijas de María Auxiliadora, para realizar con las chicas el trabajo  que estaba realizando  con sus muchachos.

Un año después de mandar los primeros salesianos a la Argentina, en 1876, creó “los Cooperadores Salesianos”, personas laicas que, viviendo en sus familias, ejerciendo sus profesiones  en la sociedad, deseaban  trabajar en bien de los jóvenes, con el estilo y espíritu de  Don Bosco.

Tanto esfuerzo y trabajo desgastó la  fibra y la salud de Don Bosco. Muere el 31 de enero de 1888 en Turín, Italia, siendo sus últimas palabras para sus jóvenes y que expresaban todo el ideal de su vida: “Les espero a todos en el paraíso”. El Papa Pio IX, que lo había conocido, lo beatificó en 1929 y lo canonizó el 1° de abril de 1934. En el centenario de su muerte, el Papa Juan Pablo II lo declaró “Padre y Maestro de la Juventud”.

Fuente: https://www.salesianorg.edu.ar/vida-de-don-bosco/


Tal vez el lector se pregunte, ¿Cuál es la relación de la Escuela Loto Blanco con este personaje? Aquí es donde debería reflexionar sobre cuales son los objetivos iniciales de la practica de Kung Fu Shaolin Tradicional, solo de esta manera dará lugar a la idea de que la practica de este arte marcial ha estado siempre ligada a la compresión de algo más profundo, mucho más que simplemente puños y patadas.

Nuestra Escuela nace hace unos 22 años de la mano de un Joven quien tomó el compromiso de compartir con los demás la enseñanza del Kung Fu tomando los pilares del sistema educativo de Don Bosco, acercando el arte marcial de forma preferencial a los más vulnerables.

De esta forma tomar y encarar la práctica de Kung Fu como una herramienta de transformación social. Es así que la Escuela combina el Carisma Salesiano con la práctica del Shaolin Tradicional.

Zang Fu – Compilado – Riñon (Shèn)

Su energía controla los huesos, la médula y el cerebro.
Su abertura se localiza en los oídos, ano, órgano urogenital y se refleja en el pelo. La audición depende principalmente de la función normal del riñón. La sordera de los ancianos es, principalmente, debido a la insuficiencia del Qi del riñón.
El sentimiento ligado al riñón es el miedo y pánico.
Su canal se conecta con la vejiga.
Los Riñones están en correspondencia con el invierno.

Sus principales funciones son:
– Almacenar la energía Jing Esencial
– Controlar el crecimiento y desarrollo
– Controlar la función reproductiva
– Regular el metabolismo del agua

El Yin de Riñón es el responsable del nacimiento, crecimiento, reproducción. El Yang de Riñón es el encargado de la dinámica de todos los procesos fisiológicos. El Riñón es la fuente del Yin y del Yang Original de todos los órganos. Al dormir el Riñon es el encargado de “Reparar” todos los órganos.

Los Riñones constituyen la raíz del Cielo Anterior. Su principal papel es el de atesorar. Son la reserva energética primordial del cuerpo que hay que mantener y preservar. En caso de necesidad, compensan las deficiencias de los demás órganos, en perjuicio de las fuerzas vitales más esenciales. Por esta razón es por lo que los autores antiguos aconsejaban tonificarlos con más frecuencia que dispersarlos. Los riñones rigen el agua y los líquidos. Son además la fuente inferior del agua. Participan en el transporte de la parte pura de los líquidos que va a nutrir los tejidos y transforman la parte turbia que es excretada por medio de la vejiga.

Todas las enfermedades crónicas de tipo Vacío evolucionan con el tiempo hacia una deficiencia de los Riñones. El agotamiento progresivo del Qi de los Riñones a lo largo de la vida produce las diferentes etapas del envejecimiento. Los Riñones almacenan el Jing. Son la sede del Jing innato (del Cielo anterior transmitido por los padres), al que se asocia el excedente de Jing adquirido (del Cielo posterior que procede de la esencia de los alimentos) que no han sido utilizados para cubrir las necesidades del organismo.

En los tejidos corporales: los huesos (Gu), las médulas (Sui) y los dientes (Chi). El excedente de médula produce los huesos, el excedente de huesos produce los dientes. En las manifestaciones clínicas visibles: los cabellos (Fa). En caso de DISFUNCIÓN: cabellos secos, frágiles, sin brillo, cabellos blancos, alopecia. Generar la médula, llenar el cerebro, controlar los huesos y transformar la sangre

Almacena la voluntad “Zhi”, es la parte del Shen en relación con los Riñones, la determinación, la capacidad para realizar una intención. La voluntad es indispensable para llevar a término una acción, sin dejarla que se desvíe por los obstáculos. Aporta autoridad y afirmación del yo.

Su deficiencia produce miedo, un carácter indeciso y cambiante, desánimo y sometimiento a la adversidad. Cuando el Zhi se expresa demasiado, se observa temeridad, tiranía, autoritarismo y obstinación. La voluntad es el Yin psíquico supremo (agua) siendo el “Shen Than” el Yang del psíquico supremo (Fuego). Entre el conocimiento y la voluntad se desarrolla en esencia el ser humano, es la voluntad la que impide que el Than se eleve y se marche hacia su esencia, hacia el UNO o Principio, de cual forma parte. Por ello tradicionalmente, el hombre se le denomina en algunos clásicos como “Un ente energético voluntarioso”. Solo la voluntad puede controlar la mente.

El miedo excesivo y brusco puede provocar debilidad en rodillas, incontinencia.

Así mismo el vivir en un miedo permanente agota al Pulmón con dificultades respiratorias (Madre del Agua) o no puede apagar el fuego del Corazón, provocando insomnio, agitación e incluso demencia

Seminario de Meditación

El sábado 8 de Junio a las 14hs en la Escuela Teatro “El Camarín”, Mario Bravo 960.

Vení a entrenar con nosotrxs!

Lxs compañerxs se la sede de San Telmo entrenan los días Lun y Mie de 19:30 a 21:30hs en la Iglesia de Santa Catalina, Piedras 1527.

Aprovechamos para recordar que este año cumple 22 años.

Reflexiones

Entender porqué en el Kung Fu tradicional los estilos están inspirados tanto en animales como en los oficios y estereotipos populares, es tambien una forma de comprender la esencia del arte marcial: hacia dónde y a quiénes miraba en su nacimiento y desarrollo, ayuda a entender qué y a quiénes defendía. Resulta hoy un ejercicio necesario el de pensar al servicio de quiénes ponemos nuestra práctica.

Acerca de los objetivos en el entrenamiento.

En una entrada anterior, hablamos acerca de la importancia de preparar nuestra mente para la práctica, hoy agregaremos un aspecto más de dicha preparación: el objetivo. Para organizar el entrenamiento, debemos saber qué es lo que deseamos alcanzar con él. De lo contrario, nos veremos ajecutando un conjunto de técnicas que no tendrá sentido para nosotrxs.

Podemos dividir los objetivos, según accesibilidad en el tiempo, en los que pretendemos obtener en un corto, mediano y largo plazo. Estos tres, idealmente, deberían complementarae entre sí, de manera que alcanzar un número determinado de pequeños objetivos me acerque progresivamente al objetivo a largo plazo.

Un beneficio secundario del trabajo por objetivos, es que nos permite conocer nuestro grado de concentración clase a clase. Pués si me propuse, por ejemplo, patear solo con la pierna que más me cuesta, y no lo hice, sabré que tendré que concentrarme más la próxima vez.

Hay un cuarto tipo de objetivo fundamental, que podemos llamar “inalcanzables”. Estos cumplen la función de ideal regulativo. Es decir, si mi objetivo es dominar todos los estilos de Kung Fu, sé que eso no es posible por su inmensa variedad y complejidad, sin embargo, ese objetivo ayudará a que nunca deje de buscar aprender y dominar nuevas técnicas.

Hablá con tu instructxr, acordá qué es lo que necesitás trabajar, planificá una progresión dividida en objetivos y entrená para alcanzarlos, recordando que cada unx es responsable de su práctica.

Kung Fu y Budismo

Loto Blanco es una escuela laica, por lo que no obliga a la práctica del Budismo. No obstante, es menester señalar que la práctica del Kung Fu, sin la del Budismo, es una experiencia vacía; ya que el primero nace de este último y encuentra su fudamento en él. Todx aquél que sostenga una práctica seria del Kung Fu, se acercará de manera casi natural al Dharma.

Fechas importantes

Torneo Interno 14 de Septiembre

Examen de fin de año 16 de Noviembre

Examen 2018 – Santa Catalina

El domingo 18 de noviembre compartiremos el Examen anual en Casa Santa Catalina a las 09hs.

Este es un momento de evaluación con uno mismo, un momento para revisar cuanto crecimos en este tiempo.

Un punto de partida para seguir aprendiendo.

Los esperamos!

foto

Campamento 2018 – Transformación

Despertamos el sábado con la incógnita de encontrar un día soleado según lo pronosticado o un día nublado y de lluvia similar al que nos había acompañado la noche anterior cuando armábamos nuestros bolsos.

Como si aquella lluvia no hubiera sucedido, la mañana arrancó con un viaje al punto de encuentro, algunos solos con expectativas de lo que sucedería ese fin de semana, y otros ya en grupo riendo y compartiendo esa alegría del encuentro.

Una vez reunidos y con la logística ya definida emprendimos el camino al camping: Había arrancado nuestro campamento.

El INTA nos recibió con un día soleado. Nos acomodamos, ubicamos las carpas y comenzamos a reconocer qué nos ofrecía el lugar.

Así  compartimos un sábado de meditación, de técnicas, de naturaleza, de filosofía, de un delicioso arroz con verduras, pero sobre  todo un sábado en familia.

Llegó la noche y nos atrapó con sus silencios, sus estrellas, su frescura. Llegamos al fogón, donde nos animamos a reír  y a reflexionar sobre el fuego que nos unía.

Algo cansados pero ansiosos por el día que vendría , nos fuimos a descansar con el corazón satisfecho por un gran  día vivido.

El domingo arrancó entre mates, respiración, movimientos circulares y formas hasta el mediodía . Uno por uno nos separamos las ultimas tareas de desarme y cocina, cada uno puso lo mejor para la limpieza y la preparación de un gran almuerzo. Y así entre risas y reflexiones, siempre mate de por medio , llegamos al almuerzo.

Antes partir nos tomamos un último  momento para asentar las ideas trabajadas:  Transformación, cómo  nos transformamos, cómo  el contexto nos influye, cómo  podemos entender ese contexto para dar los mejores pasos en esa transformación,  cómo las palabras nos transforman.

imagen

 

A %d blogueros les gusta esto: