Movimiento Yin Yang

EL movimiento Yin Yang

Durante la transición de la dinastías Tsin y Han se desarrolló una escuela basada en la doctrina Yin Yang. En aquellos tiempos esta doctrina fue ganando adeptos y cobrando cada vez un desarrollo más amplio. Tal vez sea esta la época de mayor auge del conocido libro Yì Jīng (I Ching). Algunos utilizaron este documento como un simple instrumento de filosofía que atrapaba las claves del razonamiento Yin Yang. Grandes eruditos de la época comenzaron a estudiar el Yì Jīng, ellos comenzaron a interpretar el movimiento de la energía Yin y de la energía Yang, empezaron a estudiar la naturaleza que día a día les mostraba cómo suceden las cosas bajo determinadas condiciones.

    Así cientos de filósofos fueron acordando que cuando una serie de características se presentan en conjunto, las posibilidades de que se pueda predecir el resultado de una acción aumentaban. Era una época donde uno de los más grandes referentes del pensamiento Chino comenzaba a ilustrar a los gobiernos con ideas revolucionarias para le época, ideas basadas en lo simple del estudio, la observación, el no movimiento y la acción. Este filósofo se llamaba Kǒngzǐ (子)
también conocido como K’ung-fu-tzu, o como nuestra pronunciación lo denomina “Confucio”.

    El libro del Yì Jīng estudia el movimiento de Yin y Yang, estos movimientos fueron denominados mutaciones. Por suerte estos años trajeron muchos pensadores, quizás más viejo, quizás una ilusión, encontramos en esta época a Lǎozǐ
(老子) o también conocido como Lao Tzé. Su pensamiento aporta grandes herramientas en la construcción y la interpretación de Yì Jīng, pero a la vez Lǎozǐ tiene la facilidad de sumergirnos en el confuso pensamiento del Dào (道) (Tao) dándonos la premisa del movimiento del Yin Yang, todo lo que ocurre en lo visible es efecto de una “imagen”; de una idea, situada en lo invisible. Así como les expliqué antes todo tiene su antagónico, todo movimiento, todo ser, tiene raíz en su opuesto.

    El hombre tiene la capacidad de observar siempre las consecuencias de la naturaleza, día a día vamos a nuestros trabajos, realizamos nuestros estudios, y muchas veces tenemos la fortuna de preguntarnos ¿cómo llegue hasta acá?; tratamos de encontrar culpables a nuestra situación, y terminamos aferrándonos a un pasado el cuál no lo analizamos con la claridad y objetividad necesaria ya que lo analizamos con los sentimientos y sensaciones que dejaron esas experiencias. Así no nos damos cuenta que ¡estamos perdiendo la posibilidad de vivir y ver las causas que nuestro presente está generando para nuestro futuro! Esto no quiere decir que no es bueno analizar el pasado por favor!!. Solamente quiero decir que las cosas se dan en una continuidad de causas y consecuencias, y el mejor momento que tenemos para analizar esas causas es el presente. Y mañana observaremos las consecuencias de las causas de hoy. Con este ejercicio estaremos incorporando poco a poco la habilidad de observar la vida a la vez de vivirla, estaremos practicando un poco de no movimiento en el movimiento. Y sobre todo estaremos generando en nosotros la capacidad de análisis necesaria para empezar a entender la relación entre causas y consecuencias. Poco a poco iremos quitando las situaciones o cosas y las iremos encuadrando en sus propiedades de Yin o Yang, e iremos observando ese movimiento, ya no de cosas o situaciones, sino de Yin y Yang.

    Tal vez este haya sido un posible método empleado por los antiguos estudiosos y autores del Yi Jing, contemplar el presente, vivir el futuro, escribir sobre el pasado. Así fueron generando imágenes que son capaces de ser extrapoladas y ser comparadas con otras situaciones. Estas imágenes son solo eso, imágenes; que nos permiten entender la esencia del movimiento Yin Yang, y adquieren un significado atemporal y a la vez inmaterial.

    Retomando el relato histórico de los primeros que plasmaron esta teoría Yin Yang en un documento es importante recordar al famoso rey Wen (周文王) (Zhou Wen Wang) a quien se le atribuye la disposición de los 64 hexagramas que componen el Yì Jīng. Cuenta la historia que el Rey Wen realizó este estudio estando en prisión y que transmitió sus conocimientos a su hijo, el duque de Zhōu (周) (Chou) quien inició la compilación llamada el Chou I (Zhōu Yì) (周易) conocido también como el libro de las mutaciones de Chou.

    No se puede dejar de mencionar Fúxī (羲) (Fu Xi) (Fu Hsi), el famoso y mítico primer emperador o emperador amarillo, a quien se le atribuye los primeros conocimientos de la actual medicina china, el Yì Jīng, y la escritura.

    Y finalmente encontraremos a Kǒngzǐ como el gran compilador y comentarista de este mítico libro llamado el Yì Jīng.

 

    Ahora, habiendo repasado un poco de historia sería bueno comenzar a trasladar algunos conceptos del movimiento del Yin Yang. Para esto vamos a partir del siguiente gráfico:

 Aún no tenemos idea de ningún concepto, completamente vacío… en el instante que tomamos conciencia de ese vacío _ _ lo oponemos inmediatamente con el concepto de lleno __ . Es en ese instante donde deja de existir el llamado WuJi (極) (Wu Chi) , para
comenzar su movimiento en el TaiJi (極) (Tai Chi).

 

Esta concepción bipolar del Taiji nos permitirá iniciar el tránsito de un estudio profundo enmarcado en las propiedades Yin Yang que enuncié en el pasado, y podremos observar lo siguiente:

Donde vemos enmarcadas con facilidad la propiedad de extención infinita de la división y las propiedades de relatividad.

Aquí podemos ver como es el movimiento del Yang transfomandose en el Movimiento del Gran Yang o Tai Yang y en el Movimiento del Joven Yang .

 

En este gráfico observamos el movimiento del Yin. Donde encontramos los movimientos del Joven y del Gran Yin respectivamente .

 

 

La comprensión de estos movimientos iniciales nos comenzarán a dar a entender qué características comenzarán a desencadenar determinadas consecuencias. Por ejemplo; cuando nos despertamos a la mañana salimos de un estado Yin (reposo) e incorporamos un poco de Yang (movimiento), sin mas incorporación de Yang seguramente permaneceremos en un estado somnoliente similar a un Shao Yin. Para debemos comenzar a incorporar mas Yang de manera de alcanzar un estado de actividad pleno requerido para “ir al trabajo”. Hasta el momento hable de Yin o Yang (características) estas características pueden ser aportadas por el individuo o por el exterior, así tenemos que entender que el resultado que queremos llegar será la combinación de características aportadas por el individuo y por su ambiente.

Reflexinando mas sobre lo que mencioné antes podemos descubrir que es correcto recurrir a la adecuación de agentes externos a la persona para generar cambios a nivel interno, así vemos claramente el movimiento de la energía Yang transformando a la energía Yin.

 

Dentro del ámbito de las artes marciales descubrimos muchas veces que los alumnos requieren de un entorno adecuado para la práctica de la misma, muchas veces no tienen incorporado dentro de su mente y su espíritu la escencia de la práctica y requieren de armar un teatro para que su mente ingrese en “la pelicula” de practicar un arte marcial. De ninguna manera estoy diciendo que esto sea incorrecto, solamente estoy tratando de diferenciar las cosas; el entorno comienza a modificar la mente del alumno para que este adquiera el estado mental requerido para la práctica. Ahora este estado es claramente temporal en la mente del alumno, ya que retirado del “teatro” su estado mental cambie nuevamente.

En el flujo del Yin y Yang vamos a encontrar muchas veces que determinadas condiciones de Yin y Yang modifican otras condiciones de Yin y Yang, ahora las primeras son una herramienta para lograr las segundas, que herrados estamos si nos detenemos en las primeras. Un ejemplo mas gráfico; si te doy un martillo para que construyas tu casa, estarías herrado si quisieras vivir en el martillo. Este ejemplo, tal vez obvio y vulgar, nos enfrenta a no detenernos en la herramienta que utilizamos para llegar a nuestro objetivo, sino en llegar a nuestro objetivo. Así el alumno que requiera de un “teatro” o de “actores” para vivir su “mente marcial” está equivocado en tanto no entienda que su mente no debe depender de teatros o actores.

 

Sé que las palabras suelen ser confusas, pero siempre que busquemos explicar más y más los conceptos simples del movimiento de Yin y Yang, seguramente nos alejaremos de la escencia del movimiento.

 

Avancemos un poco mas en el estudio:

 

Nombre

Cualidad

Imagen

Familia

ch’ien

lo creativo

fuerte

cielo

padre

kun

lo receptivo

abnegado

tierra

madre

chen

lo suscitativo

movilizante

trueno

primer hijo

kan

lo abismal

peligroso

agua

segundo hijo

ken

el aquietamiento

quieto

montaña

tercer hijo

sun

lo suave

penetrante

viento, madera

primera hija

li

lo adherente

luminoso

fuego

segunda hija

tui

lo sereno

regocijante

lago

tercera hija

 

Si continuamos agregando mas Yin o Yang a cada uno de estos movimientos vamos a encontrar los conocidos 8 trigramas básicos. Partiendo de estos trigramas ya es posible comenzar a identificar situaciones o imágenes de la naturaleza o de nuestra cotidianidad.

 

Bāguà (卦) (Pa Kua), es la denominación que se les suele dar a estos “ocho estados de cambio”, lejos de ser un símbolo mágico es la representación de los movimientos del Taiji.

 

 

 

 

Los invito a pensar aún mas que pasaría si combinamos estos trigramas entre sí…

Seguramente “descubriran” una nueva combinación de 64 hexagramas, realmente no es dificil de pensar qué sucedería tras el aporte de mas Yang o Yin a un objeto o situación. Si nos detenemos un poco en esto van a encontrar el potencial de “adivinos” que tienen!!

Siguiendo a la ley de Causas y Condiciones vemos que todo resultado deja de ser impredecible, sin embargo gracias a nuestra limitación para contemplar y analizar todos los factores que intervienen en una situación, realmente se vuelve imposible predecir algo.

 

Vamos al siguiente ejemplo, sabemos de Yin, sabemos de Yang; sabemos que todo tiene su opuesto del que parto para su identificación, categorización, etc; Si tengo que analizar una situación utilizaré todos los sentidos que tengo para captar la mayor cantidad de factores posibles, ahora los factores opuestos a esos mismos factores que capté son tan protagonistas de la situación como los que sí capte. Bien, ¿como podemos juzgar, categorizar o estimar aquello que no somos capaces de percibir?. Moraleja,… “¡que difícil que es juzgar algo o alguien!”, y “¡que dificil que es sostener un pensamiento o idea como absoluto!”.

 

Por esto, vive tu vida, escucha, siente, y está seguro que detrás de todo lo que ves hay un mundo insólito que no ves. Vive una vida “presente”, no te ates al pasado, y mañana… comprobarás los resultados de lo que se genera hoy.

 

 

Ahora, los invito a compartir sus comentarios, experiencias o razonamientos respecto al movimiento Yin y Yang, realmente… hay infinitas combinaciones, percepciones y comentarios que se pueden hacer al respecto, y un hombre no puede delimitar estos conceptos.

Comments

  1. Termine de leer la nota ,esta muy buena ,a veces se me complica tomar algunos conceptos con la cantidad de tantos nombres
    saludos

    Me gusta

  2. Diego S. says:

    Como cuesta en algunos momentos, vaciarse de ideas para llenarse de nuevas.
    Con cada linea es como si todo se fuera armando, las cosas tienen mas sentido y los vida se muestra un poco mas clara.
    Cada dia para mirar, cada dia para disfrutar, cada dia para aprender.

    Otra vez lo siento, que gusto se parte de esto.

    Saludos

    Me gusta

  3. Quizás se perdió en el medio la explicación de que quiere mostrarse en un trigrama, no como mas o menos yin o yang sino como componentes de un estado, siendo la linea superior el estado de la energía del cielo, el del medio la energia del hombre (mujer, nene, perrito cualquiera… hombre) y la de abajo la tierra.
    Quizás se pueda ilustrar con un ejemolo de mi vida laborar actual (no es que sea muy imaginativo, es que estoy en el laburo) donde el laburo esta mas bien quieto, sin cambios y con poca actividad, pero hay mucho movimiento desde la parte de gerencia y a nivel de relacion de la empresa con clientes, lo que provoca mayor nerviosismo y actividad en compañeros y supervisores.. lo cual se puede ver como la imagen de viento quizas, supongo… la cosa es que para poder utilizar las imagenes del I Ching hay que poder entender el estado de las cosas con respecto a las distintas fuerzas que estan influenciando la situacion, ademas de poder definir cada una si es que esta en estado mas Yin o mas Yang.
    y corto que aca hay mucho viento…

    Me gusta

  4. Es llamativo. Hace tiempo estudie un poco sobre los Incas y leyendo esto caí en cuenta de que los Incas tenían conceptos muy parecidos al Yin y el Yang, que eran el Inca y la Colla. El Inca se asimilaria al Yang y la Colla el Yin. Luego dividían el imperio en cuatro cuadrantes con centro en Cuzco (el centro del mundo) y con arreglo a estos conceptos. No recuerdo exactamente los nombres pero el pirmer cuadrante era Inca-Inca, luego Colla-Inca, luego Inca-Colla y finalmente Colla-Colla (podria decirse Padre-Madre-Hijo-Hija, entre otras cosas). Es decir que también veían que un concepto contenía al otro. La diferencia en esta filosofia es que cualitativamente Inca era “mejor” que Colla.
    Espero haber sido exacto en lo que digo, lo estudié hace mucho y estoy hablando de memoria. Me pareció igualmente interesante compartirlo.

    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: